Tlf: 915 194 082 / 916 314 871

El formato de codificación/decodificación Hevc (conocido como H.265) está oficializado desde el 2014 como sustituto del códec H.264. Las ventajas que presenta este formato frente a los anteriores se pueden encontrar en la siguiente imagen:

H.265 characteristics

Los BPP de H.265 aprovechan la técnica CTU, la cual permite dividir los píxeles en bloques de tamaño variable. La CTU está aprobada oficialmente por la ITU-T, uno de los 3 organismos que coordinan los estándares de telecomunicaciones.  Este fotograma muestra los macrobloques fijos de 16×16 píxeles de H.264 frente los 8×8 por los que opta H.265:

H.265VSH-264

Habiendo superado ya el ecuador del 2018, es normal preguntarse…

¿Ha sido suficiente tiempo para que H.265 se extienda en el mercado y haya sustituido al anterior formato (H.264)?

Es una pregunta que admite diferentes respuestas. Ya que el formato de codificación/decodificación de video se utiliza en múltiples campos. Internet,  televisión IP, grabadores de seguridad de las cámaras y en la transmisión de imagen por antena terrestre (TDT). Y en estos dos últimos campos Segytel actúa como instalador oficial.

En Internet, H.265 se ha extendido especialmente para la subida y bajada de contenido multimedia (películas) siendo ya bastante popular. Por contra, para las televisiones IP este formato, que es el actual estándar, va a ser sustituido por el AV1. Debido a los precios tan altos de royalties que tienen que pagar por utilizar Hevc para distribuir sus contenidos multimedia. Tras varios años de investigación, han encontrado un nuevo formato de codificación abierto y libre de royalties (AV1).

Situación de los sistemas de videovigilancia y transmisión de señal tv. respecto al códec H.265

En el caso de los sistemas de videovigilancia, esta tecnología está asentada en el mercado, sustituyendo casi por completo al formato H.264. Segytel instala grabadores que utilizan el formato H.265 desde hace más de 2 años. Y los resultados de funcionamiento y de servicio postventa son en su gran mayoría óptimos. Por otra parte, a inicios del 2018 ya se ha comenzado a vender e instalar grabadores con tecnología H.265+.  Esta última es una versión mejorada que reduce el cálculo computacional).

La reducción del tamaño en memoria de vídeo permite alargar la vida útil de los discos duros de los grabadores, un punto a favor que agradecen los clientes. Por otra parte, la tasa de imágenes por segundo que es capaz de soportar aumenta hasta 300 fps (a una resolución de 8K). Esto es una muestra del potencial que puede llegar a alcanzar el H.265 en los próximos años. Cuando la tecnología UHD en cámaras de 4 y 8 MPíxeles se abarate, las videocámaras 4K se convertirán en el artículo de venta principal en videovigilancia.

En cuanto a la señal de vídeo por satélite, H.265 permite que los canales ocupen menos espacio. Las aplicaciones que se derivan de este apartado son varias: ampliar el catálogo de canales introduciendo nuevos, o mejorar la calidad de los ya existentes (HD, UHD). Ambas soluciones resultan cruciales teniendo en cuenta que el espectro radioeléctrico es un quebradero de cabeza cada vez mayor, debido a la coexistencia de telefonía móvil y televisión. Si bien el escenario en España de que se implante H.265 como formato estándar a medio plazo es remoto (en este artículo se expande este tema), está claro que el futuro pasa por aplicar esta tecnología.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies