Tlf: 915 194 082 / 916 314 871

ELEGIR UN TELEVISOR en 2017

La tarea de elegir un televisor puede ser un auténtico quebradero de cabeza. Esta guía de compra de un televisor pretende arrojar un poco de luz a qué características debemos tener en cuenta al elegir un televisor. ¡Empecemos!

TAMAÑO DEL TELEVISOR

La frase “cuanto más grande, mejor” es la que mejor resume la gran mayoría de casos…pero no siempre.
El “manual” dice que el espectador debe estar al doble de la distancia de la diagonal del televisor medida en centímetros. Esta medida puede reducirse a la mitad si la Tv es Ultra Alta Definición (UHD) o 4K ya que una mejor definición nos permitirá sentarnos más cerca sin que podamos ver los pixeles.

El tamaño del televisor irá acorde a la sala en la que estará ubicado

El tamaño del televisor irá acorde a la sala en la que estará ubicado

Para una Tv de 65″ (equivale a una diagonal de 165,1 cm) la distancia “idónea” sería a 330 cm, es decir, aproximadamente 3 metros. Si la Tv es UHD/4K podemos posicionarnos más cerca calculando la mitad de dicha distancia (1,5 m continuando con nuestro ejemplo). Tengamos esta regla en cuenta a la hora de elegir un televisor.

¿TELEVISOR LED u OLED?

El hermano poderoso del LED se llama OLED (Organic Light-Emitting Diode o “Diodo Orgánico de Emisión de Luz”) que es capaz de encender y apagar los pixeles de forma individual Esto aporta unos negros más puros, más realistas y con un mejor nivel de contraste. Del mismo modo, mayor detalles en las sombras y unos colores con una gama cromática mucho más amplia.
Por si fuera poco, mejora el visionado cuando el espectador se sitúa descentrado respecto al centro del televisor.
El problema de esta tecnología es que la incorporan pocos fabricantes, que el precio es más elevado que en LED y que sólo merece la pena a partir de 55″.

¿TELEVISOR 4K o UHD?

Sin entrar en mucho detalle en si UHD es lo mismo que 4K*, lo más lógico es pensar que cuanto mejor definición tenga, mejor (y más caro) será nuestro televisor.
Yo soy de la opinión de que cuando compras tecnología, debes comprar lo más avanzado porque pronto eso mismo quedará obsoleto. Estamos hablando de 4K cuando ya hay productos de 5K y 8K.
Estos televisores tienen el inconveniente de que, por culpa del reescalado, vemos algo peor los contenidos SD/HD.

Elegir un Televisor 4K o UHD

Diferencia entre 4K y UHD

*Para dejar claro la confusión entre UHD y 4K vamos a recurrir a su valores:
UHD tiene una resolución de 3.840 x 2.160 pixeles y una relación de aspecto de 1.78:1
4K tiene una resolución de 4.096 x 2.160 pixeles y una relación de aspecto de 1.9:1.
¿Alguien echa de menos esos 256 pixeles de ancho?. De esta manera UHD y 4K NO SON LO MISMO aunque se encuentra muy aceptado intercambiar los términos (nosotros somos muy exigentes).

La cuestión es que las emisiones de antena tienen una relación de aspecto de 1.78:1 y eso obligaría a mostrar unas bandas negras laterales para mantener la relación de aspecto intacta si reprodujéramos contenidos 4K reales.
Por esta razón se ha elegido la resolución de 3.840 x 2.160 como referencia y asi lo tienen en cuenta los fabricantes de televisores o monitores.
Habría sido una buena idea que el UHD se llamara 2.160p para continuar con la nomenclatura con la que estábamos acostumbrados.

¿TELEVISOR CON o SIN HDR?

EL HDR (High Dynamic Range o “Amplio Rango Dinámico”) es un “complemento” que se encarga de avivar los colores, hacer que los negros sean más negros y los blancos más blancos. Sí, todo al mismo tiempo.
Actualmente hay una lucha entre los dos estándares que se abren paso entre los fabricantes de Televisores (igual que VHS y Beta en su día). Por un lado tenemos el Dolby Vision y por otro el HDR 10 y se diferencian por la profundidad de color y el brillo máximo soportado por el panel.
Dolby Visión parte con la ventaja de ser más efectivo ya que ofrece 4.096 posibles valores de color RGB frente a los 1.024 valores para HDR 10 (que superan ampliamente a los televisores sin HDR) y, en el tema del brillo, entrega un valor de 4.000 nits frente a los 1.000 del HDR 10 (vuelven a ser cifras mucho más elevadas que los que no tienen HDR que rondan los 100).

Aunque es una característica que a dia de hoy no saque partido con las emisiones existentes, está claro que este factor mejora la calidad de imagen y no tardarán en sacar contenidos que hagan merecer la pena tenerlo aunque esto suponga rascarse más el bolsillo.
Dolby Visión parece estar ganando esta guerra a pesar de no ser un stándar abierto como lo es el de HDR10. De momento, sólo la marca LG los está incluyendo en sus televisores de alta gama.

Diferencia entre una imagen normal y otra con un procesado HDR

Diferencia entre una imagen normal y otra con un procesado HDR

¿TELEVISOR PLANO o CURVO?

Las pantallas curvas ofrecen una experiencia mejorada de ver televisión. Nuestro ojo equidista a todos los puntos del televisor y eso nos da una visión más realista del contenido ya que emula a cómo nuestros ojos perciben los objetos en el mundo real.
Esta mejora solo es interesante si estamos centrados al televisor ya que nuestros acompañantes no tendrán los mismos beneficios que nosotros. Es más, puede que estos sufran los molestos reflejos de habitaciones con fuentes lumínicas situadas en los laterales.
Por tanto a la hora de elegir un televisor con pantalla curva va a depender de si vamos a ser sólo nosotros quienes veamos la Tv y de si hemos comprado un tamaño suficientemente grande para la distancia en la que nos situemos. Si nos ponemos demasiado lejos, no vamos a disfrutar de esa “envolvente”.

elegir un televisor con pantalla curva

PANEL 3D o 2D

A pesar de que han intentado vendernos una idea atractiva de una imagen 3D, la falta de compatibilidad entre formatos, la escasez de contenidos, la molestia de portar unas gafas y la pérdida de nitidez y luminosidad han terminado por arruinar esta tecnología. De hecho, los principales fabricantes ya han decido dejar de fabricar televisores con esta característica.

¿TELEVISOR 100Hz, 200Hz, 400Hz?

La frecuencia de muestreo de un televisor se mide en Hertzios (Hz) y nos dice, en teoría, del número de veces que la imagen se actualiza por segundo. Obviamente, la calidad mejora cuanto mayor sea la frecuencia de muestreo.
El máximo que un ojo humano es capaz de percibir se sitúa en 100 Hz y asi que todo lo que sea mayor que eso, pues parece que sobra.
Es cierto que muchos fabricantes hacen uso del engaño para presentar televisores de hasta 1.000 Hz, cosa que consiguen mediante software que aumenta la tasa, pero no los herzios reales.
Los televisores modernos y sus caraterísticas “motion”, en realidad alcanzan 60 Hz en 4K, o hasta 120 Hz en 1080p.
Concluyo volviendo al principio diciendo que cuanto más mejor, pero que no nos dejemos engañar por los abultados números que nos suministran.

SISTEMA DE SONIDO

Hacer televisores cada vez más delgados ha provocado que sus sistemas de sonido sean más bien pobres, con altavoces que son demasiado pequeños para ofrecer un buen audio. Como parecen haberse olvidado de este factor, nos obligan a pensar en sistema de sonido externo que refuerce esa carencia.

Asi que debemos mirar si el televisor tiene salida de sonido óptica o coaxial digital, HDMI ARC y RCA (analógica) y qué tipos de códecs son capaces de reproducir. Si pensamos en reproducir algún contenido mediante nuestra entrada USB y nuestra Tv no es capaz de gestionar el audio, vamos a tener que recurrir a más aparatos externos.

No está de más en tener en cuenta que incorporen algún sistema de conexión inalámbrica tipo Wi-Fi y/o Bluetooth que nos permita añadir una barra de sonido o un equipo más avanzado de audio.

elegir un televisor si no queremos cablear altavoces, tendremos que pensar en soluciones inalámbricas.

Si no queremos cablear altavoces, tendremos que pensar en soluciones inalámbricas.

SMART TV

Una de las funcionalidades que más interés han despertado y que, a su vez, más desencuentros ha creado (menús lentos, tiempos de carga, incompatibilidades, …).
De las muchas opciones disponibles, parece que la apuesta más segura es el Android Tv ya que es la que integra más aplicaciones. No obstante este tipo de funcionalidades tiene el inconveniente de que se quedará desactualizado en poco tiempo y tendremos que recurrir, si las hay, a actualizaciones que quizás no lleguen nunca.
Conclusión, está bien tenerlo, pero no hay que darle demasiada importancia. Piensen que existen centros multimedia externos que podrían completar dicha deficiencia. Es posible que en no mucho tiempo dejen de fabricar televisores con esa “inteligencia” añadida.

elegir un televisor smart tv

Es posible que las “Smart Tv” no sean tan “inteligentes” después de todo.

DVB-T2 / TDT-2

Pues si, como antenistas ya hemos considerado que la futura televisión digital va a suponer un cambio en la codificación de la señal de antena. Entre 2017-2020 España va a dar un nuevo salto en la televisión digital y va a ser necesario decodificadores que lean este formato.
Asi que el TDT 2 (o DVB-T2) será el nuevo stándar que proporcione un gran incremento del ancho de banda con un pico teórico de 40 Mbps.
Aunque esto ya se está integrando en los nuevos televisores, no podemos saltarnos esta característica si no queremos tener que comprar uno externo cuando llegue el cambio.
Nota: puede leer este artículo que recoge los futuros cambios en nuestra televisión.

La característica que no puede faltar en un televisor.

La característica que no puede faltar en un televisor.

CONECTIVIDAD

Por último, pero no por ello menos importante, hay que elegir un modelo que permita integrar todas fuentes de audio/video que tengamos intención de usar.
Podemos destacar:
HDMI: para las fuentes de alta definicón actuales es suficiente con que incorporen la versión 1.4, pero no está demás que tengan la HDMI 2.0a si queremos reproducir el siguiente paso del Blu-Ray que está por llegar (algo asi como Blu-Ray UHD).
USB: Si tenemos pensado conectar elementos como discos duros externos, teclados, etc, lo mínimo que debe tener un televisor son 3 puertos USB. Preste atención a la ubicación de los mismos ya que luego siempre hay problemas con los cables que no nos llegan.
Ethernet: Nuestra conexión a internet puede ser la básica de 100 Mps. Con la idea de no quedarnos cortos si tenemos itención de usar de una forma más intensiva la red y videos en streaming, entonces nos interesan los puertos Gigabit.
Wi-Fi: De igual modo, la conexión básica WiFi N (150 o 300 Mbps) es suficiente. Si pensamos en reproducir contenidos de alta definición de la red o si tenemos intención de usar dispositivos wi-fi (smartphones, altavoces, etc) entonces conviene aportar por la Wi-Fi AC

Confiamos en haber recogido los aspectos más importantes que influyen a la hora de elegir un televisor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR